Barcelona desde las alturas

Barcelona desde las alturas
Barcelona desde las alturas

 

Existe alguna conexión parecida a la que tienes con una ciudad cuando la admiras desde las alturas? quizás esta sensación se asemeja a esas sensaciones que tenemos cuando admiramos un hermoso paisaje y nos sentimos parte de el o simplemente cuando nos encontramos frente al mar y nos encontramos con una parte de nosotros.

Y es que en este post para mí ha tomado mas relevancia las sensaciones que sentí en aquel lugar con aquellas vistas tan increíbles, que el simple hecho de explicarles lo que llevaba puesto en aquel momento.

Aveces debemos solo parar y ver ante nuestros las maravillas que en el día a día parecen ser imperceptibles.

Alejarse del ruido, de las rutinas y de las obligaciones y apreciar lo que tenemos ante nuestros ojos.

Lugares que forman parte de nuestro camino hacia en el día a día al trabajo, las clases o algunos compromisos, podrían convertirse en un respiro si solo nos tomamos un pequeño momento para admirar los pequeños detalles, que finalmente se convierten en grandiosos escenarios.

Todo depende siempre del ojo con que se mire. Ya saben que a las cosas muy grandiosas aveces solo se les puede apreciar mejor desde lejos. Y eso fue exactamente lo que me pasó aquel día que me quedé atónita admirando desde las alturas la belleza de esta grandiosa ciudad.

 

There is a similar connection you have with a city when you admire from the heights? perhaps this feeling resembles those feelings we have when we admire a beautiful landscape or simply when we are facing the sea.

And in this post for me has taken more relevant the sensations felt in that place with those amazing view, the very fact explain what he was wearing at the time. Sometimes we just stop and see before us the wonders that daily appear to be imperceptible.

Away from the noise, routines and obligations and appreciate what we have before our eyes. Places that are part of our way in the day to work, school or some commitments could become a break if we just took a little time to admire the small details that eventually become great scenery.

Everything always depends on the eye of the beholder. You know that the sometimes very great things can only be best appreciated from afar. And that’s exactly what happened to me that day that I was stunned from the heights admiring the beauty of this great city.

23 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Introduce el codigo *